Guía de campaña

ImagenFiltroValencia

 

Nuevo post de opinión para #FiltroValencia de La Vanguardia CV. Hoy, con el inicio de campaña a la vuelta de la esquina,  nada mejor que una guía para que no se nos escape nada durante estos quince días. Ya sabéis que si queréis leer el artículo original, clic aquí.


 
Este viernes día 4 de diciembre empieza la campaña electoral. Pero ¿por qué ese día y no otro? Pues porque es el trigésimo octavo día posterior a la convocatoria de elecciones o, dicho de otro modo, el Presidente elige el día que mejor le viene –conforme a la ley- teniendo en cuenta puentes, fiestas, eventos varios, y entonces contamos quince días, además del de reflexión, y tenemos la campaña electoral. Por cierto, como anécdota os diré que en la historia de España el único partido que jamás ha adelantado elecciones es el Partido Popular…

El caso es que hoy quería compartir con vosotros esta guía para seguir la campaña, la última antes del gran desierto electoral que viviremos los próximos tres años hasta que empiece de nuevo la rueda. Seguro que con la experiencia de cuatro elecciones en este año estáis más que preparados para aprobar el examen, aún así, no me resisto a compartir estas ideas para el colofón final:

 

1. Conseguir un ejemplar de La LOREG en versión papel -para los nostálgicos- o en versión digital -para los ecológicos. La LOREG es la Ley de Régimen Electoral General que regula todo lo que nos interesa: la campaña, la mal llamada “ley D’Hont”, las circunscripciones, las mesas electorales o el escrutinio. La LOREG es un must que no pasa de moda, para nuestra desgracia.

2. Un EXCEL para organizar todos los acontecimientos a seguir, que gracias a las redes, se multiplican como setas: debates televisivos (cadena privada, of course), radiofónicos y tuiteros, de los candidatos a presidir el Gobierno; los debates en forma de desayuno, comida o merienda de los de aquí para explicarnos qué quieren cuando estén allí en las entidades empresariales o asociaciones profesionales; o los mítines donde podamos gritar al candidato ¡guapo! porque, por ahora, lo de ¡guapa! no es posible.

3. Una caja de grapas para graparnos el hígado ante los muchos exabruptos que tendremos que escuchar. Razón: Fani Grande.

4. Estar al loro de la última encuesta de intención de voto publicada. Ante la avalancha demoscópica que hemos vivido en este 2014-2015, debemos tener en cuenta dos elementos: los efectos que éstas producen en la opinión pública y por tanto, su influencia en la decisión del voto; y que es nuestra adorada LOREG la que, sabiendo esto y protegiéndonos como si estuviéramos en el siglo XX, prohíbe su publicación en los últimos cinco días antes de la votación. Gracias a los dioses por internet.

5. Poner en favoritos del navegador el programa electoral de cada uno de los partidos –con opciones de formar gobierno- para empollárnoslo, pues es sabido por todos que éstos son vinculantes y lo que dice el programa va a misa.

6. Importante, tener a mano una libretita de esas pequeñas y cuquis para recoger toda, absolutamente toda la información de estos días para luego hacer un DAFO que nos ayude a tomar la mejor decisión de voto.

7. Por supuesto, pasar día y noche en Twitter porque, como dice aquel, “si te sales, te lo pierdes”. Un debate, un desliz, un baile, un micro abierto, una foto con un niño… cualquier cosa –y en campaña más– es un caramelito para los avezados tuiteros que lo convierten en hitos memorables en la historia reciente del 2.0. Sólo Eurovisión puede hacer sombra a las noches electorales de Twitter.

8. Estar a la última de las innovaciones tecnológicas o moderneces varias de comunicación política –el postureo politológico despliega todo su plumaje– que nos den que hablar durante los meses de travesía en el desierto.

9. Un blíster de Almax para soportar las conversaciones cuñadísimas tras cada debate, cada salida de tono o comida familiar pre-post elecciones.

10. Un calendario y un rotulador para tachar los días que nos quedan hasta las elecciones de 2019 aunque vista la historia reciente de España, si Rajoy no es presidente, igual la travesía del desierto es más corta de lo que esperamos

Espero que disfrutemos esta campaña como hemos hecho durante este año porque aquí estamos, a dos días vista del inicio de la campaña para las elecciones generales de 2015. ¿Quién diría que sobreviviríamos a un año electoral como este y no moriríamos en el intento?

 

Imagen durante el debate. (Otras Fuentes)
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s