Las fiestas de la democracia

ImagenFiltroValencia

A vueltas con mi nuevo post en La Vanguardia CV. Esta semana hablo de mis fiestas de la democracia del pasado domingo o, mejor dicho, cómo sobreviví a ellas.Ya sabes que si quieres leer el post original, debes visitar este enlace.

 

Hoy os voy a hablar de la fiesta de la democracia. En concreto, de mis fiestas de la democracia. Tal vez debería comentar, como politóloga que soy, la debacle del PP, del exitazo de Compromís, de la resistencia del PSPV, de la extraordinaria irrupción de València en Comú y Ciudadanos, y del desastre que supone no tener EU, ejemplo de lo que es una oposición política seria, profesional y comprometida -perdemos más de lo que nos figuramos-. Pero, como os decía, pasaremos de los resultados y de las posibles coaliciones (electorales, parlamentarias o de gobierno), prefiero compartir mi jornada electoral a través de las fiestas de la democracia.

 

15.30. La primera de ellas, sin duda, la de ir a votar. Yo siempre lo hago después de comer, sobre las 15,15-15,30, que en mi casa somos muy de comer pronto. De camino al Colegio Municipal de Benimaclet nos cruzamos con varios grupos que van o vienen. Votar sigue siendo una actividad que se hace en familia y, como todo lo familiar, acaba incorporándose al ranking de sagradas costumbres. Al menos para aquéllos que votan.

 

Vemos mucho movimiento a las puertas que anticipa el ajetreo del interior. No sé cómo va la participación respecto a 2011, pero nunca había visto colas a esas horas. “Buenas”, “buenas”, “¿cómo va la cosa?” es probablemente la cantinela más repetida en un domingo electoral entre los que llegamos con la ilusión reflejada en la cara y los que llevan viéndola desde las nueve de la mañana. Lo poco gusta y lo mucho cansa, supongo, aunque sea una vez en la vida. Deposito el voto sin imprevistos y en menos de tres minutos hemos acabado. Demasiado rápido ¿no? Tanta campaña y tanto mareo para tan poco tiempo. Ahora sólo queda esperar.

 

19.30. Emprendo camino hacia nuestro cuartel general donde cenaremos y seguiremos en vivo el escrutinio. Mientras unos sirven las cervezas y las olivas –lo primero es lo primero-, otros preparan la tele -¡ay RTVV cuánto te hemos añorado!- el ordenador y el iPad. Ya quisieran Toby o CJ tener nuestro centro de operaciones. La tarde avanza y llegan los primeros resultados. Mi Whatsapp está que arde y no puedo entrar en Twitter, para mi desgracia. Nada como las noches electorales y eurovisivas en la red del pajarito. Asoman los primeros signos del giro a la izquierda en Madrid y Barcelona; Valencia tendrá que esperar. Sobre las nueve nos llegan en tromba los datos oficiosos de las mesas y colegios. La noche se aventura larga y yo con tan sólo dos rayitas –de batería, malpensados-.

 

Comenzamos a cenar con la tele de fondo. Secreto de cerdo al limón, ensalada con vinagreta francesa y frutos rojos marinados de postre. El escrutinio continúa y se estabilizan los provisionales. En ese momento los allí presentes empezamos a ser conscientes de que esta noche, esas personas y esas sensaciones las recordaremos siempre.

 

23.00. Salimos disparados a la siguiente fiesta. Dejo a los tertulianos para ir a los politólogos, pero no llego porque a medio camino paramos para “hacernos una misteleta”. Estoy en el centro de Valencia, ya hay mucha gente por la calle. No somos los únicos en la terraza ni los únicos que comentan los resultados. Bueno, realmente ya los datos han perdido interés, ahora son los posibles escenarios de coalición los que ocupan la conversación ¡Cómo nos gusta la estrategia y el poder! Este tema sí hace chiribitas en los ojos de los presentes ¿O será la mistela? De pronto me encuentro a dos de mis politólogos preferidos bajando de la fiesta a la que todavía no he llegado –ni llegaré-. Nos faltan horas para comentar todo lo que está ocurriendo.

 

00.00. Marchamos hacia la Plaza del Ayuntamiento, a ver qué se cuece. Enfilamos Sant Vicent desde Reina y los de RTVV con sus chalecos rojos ya llevan la fiesta encima. Lógico. Les pitamos desde el coche. Chillan y sonríen. Sonreímos. Me recuerda a las celebraciones del fútbol. Sí, la esencia es la misma: masa feliz, aunque quiero creer que en el fondo nada tiene que ver. El ambiente de la plaza nos llama, pero antes tenemos que aparcar. Vamos andando por Sang. A pesar de que lo primero que escuchamos es jaleo, lo primero que vemos son las camionetas de la policía nacional. No sé si será el aura de cambio o qué, pero esta noche, con gente bebiendo, ocupando la calzada e interrumpiendo el tráfico, gritando y con batucada, se ve a los policías más que relajados. Si las cosas van tan bien y tan rápido, en menos de lo que canta un gallo conseguimos la #paellaemoji.

 

Los que estuvisteis allí, que sois muchos, convendréis conmigo que hay una palabra que describe a la perfección lo que allí se respiraba: alegría. Las caras, las sonrisas, los bailes. Todo era alegría. La Plaza del Ayuntamiento, la sede de la ciudad, se convirtió en centro de referencia, en el lugar de encuentro. La apropiación del espacio público por la ciudadanía siempre es bien.

 

Recordaré muchas cosas de la noche del domingo, la del cambio político literal -al menos para mí, que no recuerdo otro partido en el gobierno- pero de entre todas ellas, recordaré los abrazos. Esos abrazos sinceros y esa alegría en sus rostros.

 

02.00. Me retiro, que a la mañana siguiente me espera un informe sobre la mesa y largas horas de Twitter, Whatsapp y prensa. Y es que a toda fiesta, incluso la de la democracia, le acompaña su consabida resaca.

La-concentracion-en-la-Plaza-d_54431433175_51351706917_600_226
Fuente: La concentración en la Plaza del Ayuntamiento de Valencia ha transcurrido en un ambiente festivo y de celebraciónTwitter

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s